2 razones por las cuales no pierdes grasa en el vientre y la solución para si conseguirlo

Deshacerse de la grasa del vientre responde a más razones que al simple hecho de vernos mejor ante el espejo.

La grasa abdominal no es estética, lo sabemos; no nos gusta, queda claro; pero por encima de todo, no es saludable.

2 razones por las cuales no pierdes grasa en el vientre y la solución para si conseguirlo

El contorno excesivo de nuestro vientre es un predictor directo de múltiples enfermedades asociadas como las de corazón, la diabetes tipo 2  o la resistencia a la insulina.

2 razones por las cuales no pierdes grasa en el vientre y algunos y la solucion para si conseguirlo

Perder peso en esta zona el cuerpo no es fácil ni lo vamos a conseguir de un día para otro: se necesita ser constante, poner voluntad y mejorar al máximo nuestros hábitos de vida.

Hoy en nuestro espacio queremos ayudarte en este propósito: perder grasa del vientre es posible y vamos a enseñarte cómo.

¿Lo sabías? algunas razones por las que no logramos perder grasa del abdomen.

No 1. Aún consumes demasiados alimentos procesados

Podemos seguir una dieta y seguirla fielmente. Podemos incluso cumplir la tabla de ejercicio que nos han recomendado y sin embargo… ¿Qué es lo que estamos haciendo mal para que tanto esfuerzo no se note en nuestro abdomen?

  • Una de las principales razones está en todo ese surtido de alimentos procesados que aún consumimos: el pan blanco, las galletas saladas y las patatas fritas, el azúcar refinado, las bebidas con gas o con edulcurante…
  • Recuerda este dato: la grasa del vientre está asociada con la inflamación, por lo que comer demasiados alimentos procesados dificultará de forma importante el poder perder grasa del vientre.

No 2. Piensas que debes eliminar de tu dieta “todo” tipo de grasas

Hay personas que lo hacen, que se dicen a sí mismas aquello de “nada de grasas” y eliminan de su dieta gran parte de esos alimentos que, en realidad, sí le ayudarían a quemar la grasa del vientre.

En nuestro espacio te lo indicamos en numerosas ocasiones: hay grasas buenas, las grasas monoinsaturadas. Estas tienen efectos antiinflamatorios y nos ayudan a cuidar del corazón y a mejorar nuestro peso.

No lo dudes ni un momento, y añade a tu dieta:

  • Aceite de oliva
  • Aguacates
  • Nueces
  • Semillas de girasol
  • Pescados grasos (como el salmón)

No 3. Puede que no estés haciendo los ejercicios correctos

En ocasiones no basta con salir a caminar media hora, con ir nadar, a bailar, hacer yoga…

  • Todas estas rutinas son saludables pero, en realidad, no nos obligan a trabajar esas “áreas claves” que se localizan en nuestros abdominales, la pelvis, la espada…
  • Debemos tomar conciencia de que para perder grasa del abdomen se necesita algo más de esfuerzo, de ahí que sea necesario seguir unas tablas de ejercicio muy concretas para tal fin.