Cómo eres en el amor según tu dedo meñique

Aunque estamos acostumbrados a pensar que únicamente nuestras palabras hablan de nosotros; el cuerpo es, en muchas ocasiones, aquel que con mínimos gestos y detalles puede revelar aspectos de nuestra personalidad o de nuestras emociones que no queremos decir o que incluso no estamos reparando de manera consciente.

Así como sucede con las manos, el puño, los pies, la manera en la que duermes o incluso la forma en que caminas, los dedos de tus manos pueden decir algo de ti que quizás no sabías o que no habías pensado antes.