Esta chica de 16 años estaba en la playa sentada en camisa. Pero aquel que mira por un lado siempre ve más…

Una mujer de 30 años de edad estaba descansando en la playa con sus dos hijos. Cerca retozaban unos jóvenes que disfrutaban de la vida.

Anuncios

Hablaban en voz alta, escuchaban música y reían alegremente. Sin embargo, a la mujer le llamó la atención una de las chicas.

Y esto la impresionó tanto, que decidió escribirle una carta a la desconocida a través de una de las redes sociales.

Esta chica de 16 años estaba en la playa sentada en camisa. Pero aquel que mira por un lado siempre ve más…

Para ti, chica del bikini verde.

Soy la mujer que está sentada en una toalla con un niño y una niña a su lado. En primer lugar, quiero decir que estoy contenta de descansar cerca de ustedes. Nuestras conversaciones a veces se superponen unas a otros, nos encontramos con la mirada y nos sonreimos. ¿Y sabes qué? Ni siquiera me di cuenta del momento en que pasé de ser una chica que descansa en la playa con sus amigos, en una madre, que va a tomar el sol con sus niños. Pero no te escribo debido a esto…

Me di cuenta de que te escondías detrás de la espalda de tus amigos para cambiarte, pensando que nadie te ve.

Me di cuenta de que te escondías detrás de una toalla, para que no se te vieran ni los brazos ni el vientre.

Me di cuenta de que incluso en el agua estabas tratando de verte tan bien como fuera posible, a fin de no verte peor que tus amigas.

Me di cuenta de que te sentías incómoda porque tu cuerpo no se ve tan atlético como te gustaría que se viera.

Anuncios

No sé si tu incomodidad estaba asociada con la presencia de tu amiga, que parece modelo de moda. Simplemente cada vez que la miraba, ella cambiaba de postura y enderezaba su bikini.

Me gustaría contarte acerca de mucho, pues antes de convertirme en madre de dos niños, yo era como tú.

Quiero decirte que tienes una hermosa sonrisa, y que es una lástima que la ocultes, sonriendo raramente…

Quiero decirte que tu cuerpo, que tanto te avergüenza, de hecho es muy bonito…

¡Quiero decirte que necesitas mirarte a ti misma a través de los ojos de una persona mayor, para darte cuenta de lo hermosa y maravillosa que eres!

Después de que alguien se enamore de ti, no por tu apariencia sino por lo que eres, cambiará tu visión de la vida. Él no se va a molestar por tus arrugas, pliegues o cicatrices. Le encantarás a esa persona por todo lo que eres. Y si te encuentras con alguien que sólo presta atención a tu apariencia, debes saber que esa persona no es digna de ti. De hecho, la imperfección también es perfecta. ¿Pero qué puedo saber yo? Al final sólo soy una mujer que sentó al lado de ti y tus amigos.

¿Y sabes qué? Estaba en la playa con mi hija (la niña de traje de baño color rosa), y nuestro principal problema era que el agua no estuviera demasiado fría. En las diferentes etapas de la vida, cada uno de nosotros se preocupa por cosas diferentes. Pero hay que recordar que no podemos pensar en la apariencia o en vernos menos gordas todo el tiempo. ¡Todos merecemos amor!

No es sorprendente que estas palabras se ganaran más de 150,000 republicaciones en Facebook. Aún así, hay demasiados jóvenes que en lugar de disfrutar de la vida, piensan constantemente en su apariencia. ¡Linda chica del bikini verde, ámate por lo que eres!

Anuncios