Este hombre tenia días con un grano que crecía y crecía; lo que se ve en la operación no lo puedo creer es inmenso.

Los granos son los invitados no deseados de nuestro rostro, siempre apareciendo en el momento menos indicado para causarnos molestias y eclipsar parte de nuestro atractivo.

Pero despedirte de ellos para siempre, o al menos reducir su frecuente aparición es posible, solo requiere de algunos cuidados y atenciones.

Este hombre recibió uno de estos invitados y al momento de operarlo sus amigos quedan sorprendido con lo que sale de el.