La forma mas efectiva de reducir la cintura sin ejercicios, secreto milenario!

Reducir la cintura puede resultar una tarea complicada para algunas personas, ya que puede ser una grasa localizada difícil de eliminar por cuestiones genéticas, metabólicas, hormonales, etc.

Aunque podemos pensar que la solución es ponernos a dieta, hay partes del cuerpo muy rebeldes que se suelen resistir, como es el caso del abdomen.

¿Por qué me cuesta reducir la cintura?

Tener una cinturita de avispa es el sueño de muchas mujeres para conseguir una silueta mucho más femenina, potenciando así también las curvas de la cadera. No obstante, la cintura es una parte del cuerpo donde se puede acumular grasa con mayor facilidad, incluso a pesar de estar delgadas.

A continuación repasamos cuáles pueden ser las posibles causas, además de la genética.

Desequilibrios hormonales, por ejemplo, durante la menopausia.
Embarazo.
Trastornos digestivos.
Metabolismo lento.
Sedentarismo.
Alimentación rica en azúcares y refinados.
Consumo abusivo de alcohol.
Estrés.